El local

Aún estamos trabajando en la imagen del local…pero así os vamos enseñando cómo nos lo encontramos y porqué lo elegimos, o mas bien, porqué el local nos eligió.

Teníamos clara la zona que nos gustaba y que queríamos un espacio que nos permitiese complementar el trabajo del taller como el del estudio, que tuviese luz, amplio…pero sobre todo…con alma!

El problema es que cuando buscas un local en Internet, puedes filtrar la búsqueda por tamaño, precio, zona…pero ni rastro del filtro “con alma”-desde aquí lanzamos la sugerencia a las inmobiliarias-;)

Las dos aprovechábamos cualquier momento posible para callejear buscando “se alquila”, tanto juntas como cada una por su cuenta.

Y no sé que vimos en esta fachada…pero cada una nos fuimos a casa con el número de este local apuntado, si saber que la otra también había reparado en él. Era una corazonada.

El primer día que entramos, era lluvioso-como no!- y oscuro, húmedo y frío a mas no poder. Cuando el chico de la inmobiliaria abrió la puerta, nos miramos y si ver mas, lo supimos; era El Taller. Si en fotos el sitio da miedito, ni os imagináis en persona!

Nadie podía entender ni ver lo que nosotras vimos en él, y no estaba falto de complicaciones, pero ya no había vuelta atrás, era ése y punto.

Esta entrada se publicó el 1 abril, 2014 en 8:34 pm y se archivó dentro de & company, El Taller, interiorismo, restauración tradicional. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: